dashes-logo.png
Millonarios de Bitcoin anuncian planes para formar un país libertario

Olivier Janssens y Roger Ver, de quienes se piensa, que en algún momento poseían más de 200,000 bitcoins, han anunciado sus planes para formar un país basado en el principio de no agresión. 

"Contamos con un respaldo de más de 100 millones de dólares en capital privado y estamos comprometidos con la misión de establecer la primera sociedad libre del mundo".

Planean adquirir tierras de algún gobierno soberano 

Al parecer, algunos gobiernos están interesados, "cuando empezamos a ponernos en contacto con ellos, el interés era mucho mayor de lo previsto", afirma Janssens, pero cualquiera de estos gobiernos tendría que ser un visionario. Esto se debe a que este país operaría completamente en base a la voluntad. Eso significa que "la aplicación de la ley se llevará a cabo a través de reguladores privados y tribunales que compitan entre si”.

"La idea es que en lugar de pagar impuestos a un gobierno centralizado para que proporcione los servicios que proporciona, usted pueda pagar a empresas privadas, distribuyendo así el poder".

Las complejidades son bastantes, especialmente en lo que se refiere a la ley. En esta tierra utópica, los individuos pueden elegir cómo son castigados los criminales, siendo las principales opciones, prisión, el pago de multas, o una combinación de ambas.

Muchos crímenes no serían crímenes en absoluto, como por ejemplo el uso de drogas o la prostitución. No habría tal cosa como el robo de derechos de autor o patentes. No habría ningún consejo local al cual dirigirse en caso de quedarse sin hogar y simplemente no habría ningún gobierno en absoluto. Lo que significa que los documentos de identidad como pasaportes serían administrados por agencias privadas.

Auto Gobernabilidad

Esperan que el principio fundamental de que la humanidad es inherentemente buena prevalecerá para unir a todos los ciudadanos, manteniendo acciones conscientes y sabiendo que la cooperación es la mejor vía.

También es probable que los hijos de aquel país también sea educados bajo los mismos principios. Probablemente se les enseñará que son superiores al resto. Y que mientras otros requieren ser gobernados por la fuerza, ellos se gobiernan a si mismos bajo principios evidentes, objetivos y universales.

Se les animaría a aspirar por sí mismos, a trabajar por sí mismos, a cuidarse y a pensar por sí mismos. Aunque pudieran existir las donaciones  y presumiblemente un santuario al Hombre en Llamas (Burning Man), son en general, dueños de sí mismos.

En teoría, porque en la práctica, esto nunca ha sido probado. No por ser menos importante, sino porque los fundamentos enteramente intelectuales son muy nuevos, apenas unos 50 años.

Pero Incluso en la teoría, hay montañas de problemas. Las carreteras, por ejemplo, son monopolios naturales porque el espacio dentro del territorio es limitado y lo mismo sucede en el caso de escuelas y hospitales; no podrían haber uno junto a otro porque simplemente no habría suficientes maestros o doctores para satisfacer ese nivel de servicio.

Poder elegir la ley que uno acata puede estar bien, pero algunas cosas son universales, el derecho a la vida siendo una de ellas. Por lo tanto, alguien tendría que revisar a fondo estas leyes fundamentales y consagrarlas en una especie de constitución. Asimismo, las penalizaciones deberán ser uniformes con tal de evitar la disuasión de la misma.

En cuanto a las leyes no fundamentales, la elección puede ser correcta, pero refleja a un sistema ya existente basado en el derecho civil, donde la penalización suele ser monetaria.

La crítica final es respecto a los derechos de autor. A menos que a los habitantes de este país no les guste el arte y prefieran vivir en un mundo aburrido, necesitan asegurar la remuneración a los artistas. El patrocinio o patronato siempre es una opción, pero entonces el artista difícilmente tiene libertad.

En cuanto a los adolescentes, que aún no necesitan generar ingresos y pueden estar en desacuerdo con los derechos de autor sobre obras artísticas e intelectuales, hay muy buenas razones por las que la sociedad ha decidido que deben existir. La razón principal es que tales trabajos toman tanto, si no más tiempo y esfuerzo que la producción de un Lamborghini, y son igual de escasos porque toman tiempo, esfuerzo y habilidad.

Dicho todo lo anterior, y tratándose de algo nunca antes probado, opinamos que debe ser probado. Probablemente en un principio no sería muy refinado, pero con la experiencia, los habitantes aprenderán y, por tanto, modificarán cada tema según prefieran.

La idea, por lo tanto, es intrigante, pero nadie puede saber si funcionará o no, porque el gobernante de todas las cosas, la realidad, no ha juzgado aún.

Fuente original: trustnodes.com

Tags

Author

Fl0ating Point

blog comments powered by Disqus