dashes-logo.png
La regulación gubernamental de las criptodivisas

Mientras la primera Conferencia Mundial de Dash está por llevarse acabo en Londres el próximo 24 de Septiembre, en China uno de los mayores exchanges de cripto, BTCC, anunció que concluirá definitivamente todas sus operaciones debido a los recientes anuncios del Gobierno Popular del gigante asiático. Es quizá el mayor “secreto a voces” del mundo cripto, pero estas tecnologías surgieron para suplir las estructuras financieras actuales cuyos interéses hoy día están representados por fuertes grupos de banqueros e inversionistas privados, además de políticos y gobernantes. Estos representantes y agentes sociales tienen el reto de definir los lineamientos sobre los cuales sus ciudadanos pueden hacer uso de estas tecnologías, pero nada es claro y fácil con cuando el tema es disruptivo y Dash lo es.

Cómo estamos en el mundo

Nos encontramos aún en un limbo donde muchas cosas son poco claras, no solo para los ciudadanos “de a pie” que hacemos uso del nuevo dinero sino también para los más grandes especialistas en economía y política financiera.

Por un lado tenemos la ya conocida política totalitaria y represiva del gobiernos chino que a pocos sorprende. Basta recordar que no solamente el estricto control de natalidad impuesto desde los 70's, sino los bloqueos totales a las empresas tecnológicas más poderosas del mundo, como Google y Facebook.

Pero aunque China sea el país más poblado del mundo... no todos somos chinos. Afortunadamente mientras esto sucedía en Asia, Estonia propone su propia criptodivisa, el gobierno ruso firma un importante acuerdo con Ethereum y el servicio del metro en Suiza acepta Bitcoin.

Qué podemos esperar para Dash

Dash no ha recibido en lo particular ningún ataque importante por parte de un gobierno u organismo financiero. La regulación reciente entorno a la operación de las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO's) no afecta directamente a Dash, por ejemplo, puesto que su blockchain no utiliza ICO's. Sin embargo, al ser un jugador clave del ecosistema cripto, Dash tiene que tomar sus precauciones y como dice el dicho “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Es posible que el gobierno Chino y otros sigan con una política prohibicionista, mientras otros más progresistas estén a favor de la regulaciones más laxas, de cualquier manera la comunidad debe estar preparada para subsistir a pesar de la crisis que ello podría generar.

Afortunadamente, la operatividad del blockchain de Dash no depende de un solo país, la minería por ejemplo no está tan monopolizada por los chinos, como en el caso de Bitcoin. Además en meses recientes se han sumado a la comunidad de Dash importantes personajes que están ampliando las relaciones sociales, políticas y económicas que pudieran ser necesarias para que los usuarios de Dash no sean reprimidos del uso de la divisa, sino por el contrario más puertas sean abiertas para su adopción masiva.

Author

Silvio Hick

Apasionado por la ciencia y la tecnología, es especialista en psicología, educación y los negocios. Siempre ávido de la lectura y la escritura. Gusta de comprender sistemas complejos. Involucrado en el mundo de las criptodivisas desde el 2014.

blog comments powered by Disqus