dashes-logo.png
Aceptación mercantil de las criptodivisas en la actualidad

Mientras que la aceptación mercantil de las criptodivisas aún debe tomar lugar de manera significativa, existen esfuerzos presentes por hacer las monedas digitales más atractivas para los comercios.

Un paso a la vez

A primera vista, no es de extrañar que tan pocos comerciantes acepten Bitcoin y otras criptodivisas. Ellos simplemente no ven suficiente volumen para justificar la inversión en nuevos sistemas de pagos cuando la volatilidad, el escepticismo, el fraude y las altas comisiones de transacción han asustado a los consumidores.

Sin embargo, mientras las tecnologías criptográficas ofrezcan el potencial de reducir las comisiones de transacción, mayor rapidez, privacidad y comodidad en pagos internacionales, los desarrolladores seguirán tratando de perfeccionar sus propias creaciones.

A mediados de septiembre de este año, 866 monedas diferentes fueron cotizadas en coinmarketcap.com, un sitio web que registra el valor del mercado en general. Cada una de estas monedas funciona a partir de un protocolo, con algunas de ellas centradas en los pagos y el objetivo de ofrecer un mejor mecanismo que el de Bitcoin.

Un claro ejemplo es la compañía BitCart, la cual, en enero del año pasado trabajaba exclusivamente con Bitcoin. La moneda casi hundió a la compañía después de que las comisiones por transacciones se dispararon y los tiempos de confirmación de algunos pedidos aumentaron. Bitcoin fue víctima de su propio éxito y el entusiasmo por la moneda ralentizó la red debido a  inadecuado tamaño de sus bloques.

"La red estaba completamente atascada", dice Graham de Barra, director ejecutivo de BitCart. "Nuestro negocio se vio afectado en gran medida debido a todos estos retrasos en la Blockchain de Bitcoin".

Al adoptar Dash, BitCart ha recuperado su flujo de transacciones, logrando alcanzar cifras mensuales de $50.000 a $100.000 en volumen. Ya que Bitcoin no cuenta con un fondo para eventualidades, no hay nadie allí para los comerciantes cuando hay un problema. Dash, por otro lado, ofrece soporte a través de una comunidad efectivamente organizada.

Lliquidez y regulación

Aún hay mucho trabajo por hacer, para ser aceptadas de forma generalizada por los comerciantes, las criptodivisas deben atender el problema de la liquidez. La capitalización total del mercado a mediados de septiembre rondaba los $146 mil millones de dólares. Aproximadamente el 3% del volumen total en tarjetas de uso general en los Estados Unidos para 2016. En este sentido, el tamaño por bloque de cada moneda también suele tener capacidades finitas en el manejo del tráfico.

Por diseño, el número de transacciones que se pueden generar en un Blockchain público es limitado. Incluso para las monedas de mayor liquidez, un buen mercado de intercambio es necesario.

La legislación fiscal es otro obstáculo. En E.U.A., el Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha determinado que Bitcoin y otras criptodivisas son activos, por lo que cualquier gasto en criptodivisas está sujeto a revisión.

"Eso es realmente problemático si usted está comprando un artículo de $10 dólares y tiene que ocuparse de la complejidad de reportarlo", dice Erik Voorhees, director ejecutivo de ShapeShift, un intercambio de criptos con sede en Suiza.

Es cuestión de tiempo y trabajo 

Sin embargo los desarrolladores de la tecnología siguen avanzando en sus trabajos. Con su capacidad de escalar su propia  red, Dash tiene como objetivo mantener los tiempos de transacción rápidos y las comisiones por transacción entre uno y dos centavos. Dash está trabajando para modificar las tarifas a los comerciantes a partir del año entrante a través del sistema de pago adoptado con el nombre Evolution. Al igual que Bank of America hizo con BankAmericard (el precursor de Visa) y eBay hizo con PayPal, el enfoque de Dash es comenzar pequeño y luego expandirse más allá del ecosistema inicial,

Eventualmente, cuando la demanda aumente y el valor de las criptodivisas se incremente, los comerciantes buscarán participar. "Es inevitable", dice Voorhees. "Los comerciantes quieren clientes y cuando un número "X" de clientes haya adoptado esta tecnología, entonces lo aceptarán como pago. Nadie sabe cual es ese número "X", pero debido a que los criptos son mucho más eficientes que el sistema financiero tradicional, seguirán creciendo hasta que el número “X” sea alcanzado.

Pudiera sonar descabellado, hasta que se piensa que poco más de una década atrás, no había iPhone, ni Uber, ninguna banca móvil y o Facebook. Cuando hay un área de oportunidad para los negocios, los empresarios seguirán intentando hasta que alguien lo haga bien.

 

Tags

Author

Fl0ating Point

blog comments powered by Disqus